En Carboneros también hubo pilares.

Saludos a todos.

 

En Carboneros han existido varios pilares_abrevaderos ubicados en distintos sitios de esta colonia de las NN. PP. de Sierra Morena. Sus caños chorreaban agua fresca sin cesar, era un auténtico deleite ver, escuchar y beber de ella,…siempre saciante, bajaba su caudal en verano por la ausencia de lluvias, al acercarte a cualquiera de ellos era una invitación a sentarte en uno de sus lados y sumergir la mano en el agua transparente y perfecta para dibujar ondas invisibles  a los ojos,… que se borraban instantáneamente en el corazón. Abastecían de agua a diario a las viviendas, transportándola las sufridas amas de casa y los niños en cántaros, hasta que se canalizó el agua hacia los hogares y el hecho de tener esas vasijas de barro con asas en la morada, se transformó su uso a una mera decoración, colocados sobre unas cantareras de madera situadas en la parte más fresca de todo el lar, recordando aquellos tiempos en que no tener agua corriente en el domicilio era parte del trabajo diario en cualquier hogar.

Uno de los pilares se encontraba  en la actual calle Molinos en Carboneros, al lado del Pozo ” la bomba”, pozo de agua potable y tratada, que aún está en pie, a escasos metros de la Fábrica de aceite San Eulogio. Otro pilar se encontraba  situado en un descampado a las afueras del pueblo, en la zona sur. Destruido para la realización de un campo de fútbol, y posteriormente transformado en zona residencial habitada. En la Aldea de la Mesa ( anejo de Carboneros) aún en el s. XXI,  existe un pilar afortunadamente , situado al final de la calle donde los olivos se convierten en olivares. Si te acercas y lo admiras…invita a viajar al siglo de los ilustrados colonos.

Cuando aún existían los pilares en Carboneros, yo era una niña y no pude hacer nada para evitar que los derribasen…es una lástima que hayan desaparecido. Ahora soy consciente de la parte de historia que han hecho desaparecer de mi pueblo y cada piedra que los formaba contaba relatos de aquellos que se acercaban a beber de sus aguas y saciar su sed…

Hoy con este humilde escrito quiero ponerlos en valor y quizás el planteamiento de su reubicación, aunque no hubiera manado de ellos agua de forma natural, hubiera sido la mejor alternativa a su total desaparición. Los cántaros , aquellas vasijas de barro con asas que se llenaban de agua de aquellos pilares han sobrevivido…y sus proveedores no,…una injusticia irreparable. El legado de nuestros antepasados no solo es el ADN, o los apellidos,..o las tradiciones, …las piedras también hablan y debemos de conservas sus mensajes, pues fuero talladas por nuestros ancestros haciéndonos herederos de su forma de vida y enseñándonos todo lo aprendido,  y todo sumado forma nuestra historia como colonia de la NN. PP. de Sierra Morena.

¡¡¡ No hay libros modestos, sino ignorantes soberbios !!!

Carmen María de Carboneros ©

Esta entrada fue publicada en HISTORIA, OLAVIDIA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s