PABLO DE OLAVIDE. EL ESPAÑOL QUE SUPO PENSAR.

PABLO DE OLAVIDE.
EL ESPAÑOL QUE SABE PENSAR.

Carboneros. Tierras de Olavidia.
“Nacimos con el Fuero para la concordia de los pueblos”

Saludos a todos.

Pablo Antonio José de Olavide y Jáuregui. Nació en la ciudad de Lima en Perú, el 25 de enero de 1725 y murió en la ciudad de Baeza, en la provincia de Jaén, el 25 de febrero de 1803.

Iglesia, situada en Baeza, donde se encuentran los restos de Pablo de Olavide.

Iglesia, situada en Baeza, donde se encuentran los restos de Pablo de Olavide.

Fue escritor, traductor, jurista y político español, entre otros cargos. Licenciado en Teología, catedrático de la Real Pontificia Universidad de San Marcos y oidor de la Real Audiencia de Lima con tan solo veinte años. Tras el terremoto de Lima en 1746 fue nombrado administrador de los bienes de los fallecidos; acusado de haber tomado dinero para obras impías, toma la decisión de poner tierra de por medio y viene a España en 1752, pero la fortuna no le es propicia y es encarcelado en 1754. Pero esto no le frena y estando en libertad provisional rehace su vida, casándose al año siguiente con una viuda rica, Isabel de los Ríos. En 1757 la suerte le sonríe y la causa por la que estaba en libertad condicional es archivada. Viajó a Francia y fijó su domicilio allí durante ocho años, durante los cuales cultivó una gran amistad con el ilustrado Voltaire (quién le llamó “ el español que sabe pensar “) y Diderot.
Regresa a España y conoce a Campomanes en 1762 y a través de él, el Conde de Aranda le incorpora a tareas del gobierno ilustrado, en 1766. Carlos lll, le encomendará los proyectos de colonización en diversas zonas del sur de España, siendo nombrado Intendente de Sevilla y del Ejército de Andalucía y Superintendente de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía. Pablo de Olavide es titulado Superintendente de las Nuevas Poblaciones el 5 de septiembre de 1767, habiendo sido el Fuero promulgado el 5 de julio del mismo año siendo aún vecino de Madrid,por lo que al ser nombrado Intendente y Superintendente, traslada su domicilio a Sevilla. El Fuero, fue redactado por Campomanes, fiscal del Consejo de Castilla, con la colaboración de Olavide. La colonización no sólo fue un episodio de la política de repoblación de regiones desérticas, sino también como el ensayo de un proyecto ilustrado para crear una sociedad modelo. Antecedentes de este tipo de proyectos los encontramos en centroeuropa por iniciativa de otros soberanos ilustrados como Federico ll y Catalina ll.

Vintage-World-Map-001[1]

El proyecto de la colonización de Sierra morena por D. Pablo de Olavide, contó con amplios poderes y apoyo de Campomanes, y por supuesto con las propiedades confiscadas a los jesuitas. Fue un magno proyecto de conformidad con el Fuero, que duró más de cuarenta años.
Olavide tenía cuentas pendientes con la Inquisición española, por lo que en 1775, le abrieron un proceso inquisitorial por haber sostenido ciento veintiséis proposiciones heréticas y por haber prohibido en las colonias que “ tocasen las campanas a muerto”, con el motivo de que se abatía el ánimo de los pobladores que colonizaron nuestras tierras con el sonido del toque de la campana, ya que su población se veía diezmada diariamente por la peste, que asoló esta zona. La Inquisición cayó sobre Olavide con todo su peso y la sentencia y la condena fue dada a conocer en un “autillo”, un tipo de auto de fé de la Inquisición española. Algunos historiadores han señalado que Olavide fue procesado porque el rey Carlos lll lo permitió.
Tras dos años de reclusión conventual, y aprovechando un permiso para tomar baños saludables para la salud, Pablo de Olavide, huyó a Francia, donde fue acogido por sus amigos ilustrados Voltaire y Diderot, donde oculta su verdadera identidad para evitar su extradición, usando una identidad nueva con el nombre de Conde de Pilos. Tras largos años de ajetreo intelectual escribe “El Evangelio en Triunfo”, y gran parte de sus diecisiete novelas-cartas. En 1798 regresa a España invitado por Carlos lV, que le amnistía de todas sus condenas y le concede una pensión vitalicia. Volvió tras diecisiete años de exilio en Francia, “con el cuerpo desastrado y el alma reconfortada”. Ya tenía una escritura famosa, pseudo-autobiografía, en realidad una novela epistolar, “El evangelio en triunfo” ó “historia de un filósofo engañado” (Valencia, Hermanos Orga, 1797, cuatro vols.) que en breve tiempo sumó dieciocho ediciones y fue traducida a cinco idiomas. Olavide compuso veinte novelas cortas que publicó en Madrid en 1800, bajo el pseudónimo de “Atanasio de Céspedes y Monroy”. Muchas de ellas fueron compuestas en su retiro a Baeza (Jaén)donde le sorprendió la muerte.
Pablo Antonio José de Olavide y Jáuregui, un hombre ilustrado que ha cruzado fronteras. En su ciudad natal, en Lima, ha sido reconocida su labor.

03CASAOLAVIDE

Casa Wiesse. Edificio levantado sobre la casa familiar de la familia Olavide, en Lima.

Casa Wiesse. Edificio levantado sobre la casa familiar de la familia Olavide, en Lima.

La casa colonial de la familia Olavide, allende los mares, ubicada en las calles Núñez y Filipinas, fue demolida en 1921, craso error, pues su demolición fijó un hito en la historia urbanística de la ciudad, por lo que se construyó sobre sus cimientos el primer edificio moderno de Lima, la imponente casa Wiesse, en 1922. En honor a Olavide, un limeño internacional, hay una placa en la fachada que fue colocada en 1930, recordando sus raices.

01OLAVIDEPLACA

Carboneros, colonia de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, tierras por las que paseó Pablo de Olavide durante la colonización de las mismas en el siglo XVlll, en las que su nombre y su imagen son recordados en dos monumentos, erigidos en honor de los colonos y del “español que sabe pensar”, situado uno en el lado derecho de la entrada norte a Carboneros, al lado del incipiente polígono industrial dirección Madrid-Cádiz, justo a continuación está la calle de La Escolástica, aldea colonizada al mismo tiempo que Carboneros, e independiente de ella en el siglo XVlll, y el otro está situado en el paseo La Lonja, zona alta desde la que se divisan parte de los olivares que nos envuelven ,y el cerro Monte López a su espaldas, coronado

DSC_0416

Monolito erigido en honor a Pablo de Olavide. Carboneros.

Monolito erigido en honor a Pablo de Olavide. Carboneros.
Monumento vista lateral, situado en paseo La Lonja. Carboneros. Monumento vista lateral, situado en paseo La Lonja. Carboneros.

 

Monumento erigido en honor a Pablo de Olavide, y a los primeros colonos de Carboneros.

Monumento erigido en honor a Pablo de Olavide, y a los primeros colonos de Carboneros.

Esta entrada fue publicada en HISTORIA y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s